regresa a testimonios
ANTES marce DEspués
menos 
20 
kilos

Hola, hoy es un gran día, voy compartir contigo un poco de mi historia y de lo que llamo "mi logro". Soy Marcela, tengo 37 años, maestra de bachillerato, casada, mido 1.60 m. y hoy, puedo compartir con mucho orgullo que peso entre 63-64 kilos, lo que me permite un cálculo de IMC del añorado "peso normal".

 

En julio de 2018, serían los mismos datos, excepto dos: pesaba casi 83 kilos y mi IMC me ponían en el rango de obesidad tipo 1. En años anteriores llegué a pesar 87 kilos.

 

Desde adolescente empecé a batallar con mi peso, he hecho todas las dietas, todas las pastillas, tratamientos, remedios y más. Incluso ya había hecho dietas bajas en grasa ¿Funcionaron? ¡Claro! Pero siempre vivía enojada, víctima, con un tono "pobrecita de mí, vivo a dieta y no bajo casi nada", al final volvía a mis hábitos y a recuperar lo perdido. Mi capacidad de tolerancia era cero. Siempre ganaban los "antojitos", la indecisión, la flojera y la falta de compromiso.

 

¿Culpable?

Todo -los que comían frente a mi, hacer comida, el trabajo, los compromisos, la rodilla, el calor, el frío, todo- excepto yo.

 

Por años estuve evitando la verdad, como las fotos de cuerpo entero. No podía ni verme. Entre marzo y junio del 2018 todas las fotos las odié (me) y quería culpar al "ángulo", pero pues la que llenaba todos los ángulos era yo.

 

Entre mayo y junio, estuve leyendo sobre la dieta cetogénica, la intenté varias veces sola, pero luego fallaba, tenía un trabajo de actividad física y comida en la calle. Bajaba y subía de peso. Me faltaban algunas herramientas, que ya tenía pero no sabía canalizar a esto.

 

Haciendo búsquedas encontré el canal de Youtube del Dr. Miguel Ángel Tapia, vi casi todos sus videos, reafirmé cosas que había leído, pero algo en él, en su tono, en su forma de no complicarse la vida, me motivaron, y lo hice sin que él supiera, en mi guía.

 

El 10 de julio, me subí a la balanza, y el número que arrojó, me tiró a la cama a llorar, me enojé mucho con la vida, conmigo y de ahí agarré por quincuagésima vez el valor de empezar, ahora sí.

 

Bajé sola como 4 kilos, con tropiezos, pero en agosto me metí a mi primer reto de Transforma. El día y la noche.

 

Los retos son maravillosos en todos los sentidos: es un lugar de confianza, dónde puedes solucionar dudas, ver ideas de comidas, aprender de los alimentos, de sus mezclas, saber qué es la cetosis, es una forma de comprometerte, de lograr constancia, te sientes motivada. Pero además, vino a completar eso que no había podido antes. Yo ya tenía algunas herramientas de indagar mis emociones, pero no las podía enfocar en mi alimentación. Era muy duro. Aquí lo vine a realizar con el apoyo de Yocelin Rivas, que es la terapéuta en alimentación consciente de los retos y sus ejercicios, vinieron a ser la corona de esta aventura.

 

Mis amigos dicen que quieren mi fuerza de voluntad, y claro que no la tengo, solo que estoy aprendiendo día a día a no relacionar mis estados de ánimo, con la comida que llevo a mi boca. Y me dejé de inventar cosas como "sin pan no me sabe", claro que me sabe, y mejor.

 

Todos pueden bajar de peso, pero es decisión de cada quien, si lo haces sufriendo y quejándonos de nuestra "suerte" o entrarle felíz, entusiasmado, animado y amándote.

Nada es más valioso que la reconciliación contigo misma.

 

Esto no es magia, pero si lo intentas, así te sentirás.

 

A veces quisiera que todos hicieran esta dieta y probaran sus beneficios, acepto que cada uno tiene sus tiempos y que sólo en ti está el poder de la decisión. Bienvenidos.

 

He bajado más de 19 kilos, pero quiero seguirle.

 

Gracias a los doctores y a todo el equipo de #MedicalNutritionExperts #FindingU #DrMiguelAngelTapia #DietaCeto #KetoDiet y a los compañeritos de los retos.